El Fuego (Katherine Neville)


libro_1353813418En 1988 se publicaba un libro que se convirtió rápidamente en un best seller, no sólo en terrirorio americano sino también en el resto del mundo. El libro en cuestión se titulaba El Ocho, cuya autora Katherine Neville todavía no era muy conocida, el título ganó millones de lectores dada su adictiva trama que contaba la historia de un legendario ajedrez (el llamado ajedrez de Montglane) vinculado a la masonería, los poderes mágicos y la alquimia. La búsqueda obsesiva de las piezas del ajedrez y sus significados ocultos hiceron que los protagonistas Catherine Velis y Alexei Solarin se convirtieran de la noche a la mañana en personajes conocidos por multitud de lectores.

El exitazo del libro hizo pensar a muchos que no tardaría en aparecer una segunda parte, y efectivamente la autora escribió una segunda parte pero prácticamente 20 años después del libro original (parece que comenzó a escribrir la secuela en 1992 pero los atentados del 11-S le hicieron replantear su trama). Esta continuación se bautizó con el enigmático título de El Fuego y prácticamente sigue el mismo esquema argumental que el libro fundacional, que no es otro que intercalar leyendas ligadas a aconteciemientos históricos y personajes influyentes (Marat, Robespierre o Catalina la Grande aparecen en El Ocho mientras que Carlomagno o Lord Byron hacen sus “cameos” en El Fuego), con una trama de misterio y espionaje que encierra una lucha sin cuartel por la posesión del ajedrez de poderes místicos.

En esta ocasión la protagonista es Alexandra Solaris, la hija de Solarin y Cat, quien recibe una invitación para la fiesta de cumpleaños de su madre, que en ocasiones anteriores no había mostrado ningún interés por este tipo de celebraciones. La celebración (a pesar de la sorprendente ausencia de la propia Cat) será una excusa para unir a varios personajes que irán resolviendo mensajes ocultos hasta afirmar que, al igual que hace 20 años, la partida de ajedrez ha vuelto ha comenzar, y en esta partida los personajes son las figuras del tablero ¿Quién será en esa ocasión la Reina Blanca? Se incia por tanto un nuevo juego de dobles intereses, falsedades, muertes y descubrimientos que enlazan con el principio de los tiempos y con pueblos olvidados.

El Fuego es un libro denso, con numerosas referencias a la simbología, incluso en los nombres de personajes. La manera en la que se entrelazan las historias místicas, la trama amorosa entre los protagonistas, la relación entre la “familia solarin” y el desarrollo argumental principal de la obra hace que el lector se despiste, que pierda la relación existente entre los personajes, algo que no ocurría en El Ocho, una obra superior a su secuela. Aún así la obra muestra retazos del saber de la prestigiosa autora, por lo que si eres fan de El Ocho deberías conocer el desenlace la historia.

Como nota curiosa, Katherine Neville se define como pésima jugadora de ajedrez, aprendió a jugar bastante mayor y en el libro utiliza el juego como una metáfora de adquirir poder.

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios